En los últimos años, lo llamado vintage se ha convertido en una tendencia con eco en muchas áreas, sobre todo en diseño de interiores y ¿cómo no? Tiene la misteriosa capacidad de evocar el romanticismo y causar en el corazón una dulce nostalgia.

Vintage no es más que la resurrección de los estampados, las formas y los colores que tan populares fueron en los años 30, 40 y hasta 60, ¡ojo!, vintage no es viejo y deteriorado, así que no se te ocurra poner los muebles rotos y sucios de la bisabuela, esta tendencia retro busca capturar la buena permanencia en el tiempo de las cosas y sacar a relucir la belleza intrínseca de estas.

5 ideas para decorar tu dormitorio y no morir en el intento

Aunque no lo parezca, esta famosa tendencia no es tan fácil de conseguir, no es tan simple como “juntemos todo las cosas antiguas que consigamos y pongámoslo en la habitación” porque el resultado visual será catastrófico; la verdad es que lograr armonizar formas y texturas tan diferentes es un poco complicado, pero nada para preocuparse.

A continuación te vamos a dar cinco consejos básicos para lograr un estilo vintage.

Paleta de colores

“Menos es más” es una buena frase para definir la línea de colores de esta tendencia que se centra en los pálidos dando un efecto visual muy de ensueño, pero no está cerrada a otras posibilidades.

Por ejemplo:

Si quieres manejar tonalidades fuertes en el mobiliario y en los adornos, la mejor opción para equilibrar la fuerza visual es manejar en las paredes una paleta de colores neutros: blanco, beige o tonos pasteles.

Si por otro lado quieres más textura y color en las paredes y se te ocurre algún precioso estampado de papeles pintados vintage de calidad, puedes manejar mobiliario de color madera pálido o blanco, procura que el acabado no tenga tantas ondulaciones o figuras demasiado ostentosas que recarguen la habitación.

Lámparas de techo

Nada más clásico que las lámparas de tela con guirnaldas para el techo. Recuerda que para lograr un orden visual todo debe estar equilibrado y modelo de estas lámparas los hay para por infinidad. Puedes escoger unos más recargado con estampados florales y guirnaldas tornasoladas o uno más sobrio de vidrio y con ondulaciones de hierro forjado.

Mesitas de noche

Las mesitas de noche de madera le dan a la habitación un toque muy romántico. Las mesitas vintage se caracterizan por tener patas largas, gavetas pequeñas y formas onduladas y con mucho movimiento.

Accesorios

El plato fuerte de esta tendencia son las decoraciones: portaretratos, espejos ovalados, floreros de vidrio, adornos de hierro forjado…

Como verán, la clave para lograr el éxito en este tipo de decoración, es incorporar muebles y/ó electrodomésticos antiguos y pintarlos para que no parezcan viejos. De esta forma las piezas adquirirán un impacto visual muy exitoso.

Lo pasado de moda está de moda

Es una frase que podría resumir lo que está ocurriendo desde hace unos años en el mundo de la decoración, de la ropa y hasta, en muchos casos, en la forma de vida de muchos.  Podríamos definirlo como el neorretro o el neovintage, que se ha apoderado de nosotros como si viviéramos en un continuo “Cuéntame cómo pasó”.

Es difícil resistirse a incluir en casa algún detalle vintage, algún mueble o complemento más antiguo o de los que se asocian a la tendencia. Es posible darle un aire discreto a una estancia o bien hacer que el vintage seal el estilo predominante.

Compartir
Artículo anteriorTips para combinar lo moderno y lo vintage en la reforma de una vivienda
28, Barcelona. Licenciada en Bellas Artes. Diseñadora, especialista en Marketing Online y Redes Sociales en Escurçó 2.0. Escritora freelance. Fundadora de Inspira Hogar, amante del interiorismo y el diseño de interiores.

Deja un comentario